Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2008

Anuncios

Read Full Post »

Hoy ha sido un día un poco gris, creo que la lluvia y el frío nos han cogido a todos, o por lo menos a mi, por sorpresa, han llegado sin avisar. Aunque algunas veces estos días también pueden ser muy bonitos, pero para que no nos olvidemos de la luz….

Read Full Post »

Hace ya tres meses. Bueno, incluso, algo más de tres meses. Y aún no se porqué, no encuentro la respuesta… Déjenme que les cuente.

Resulta que llevo un tiempo escuchando a la gente de mi alrededor ciertos comentarios que no entiendo, me dicen que no cuelgo nada en el blog, que no hago entradas, que tampoco dejo comentarios, vamos, vienen a decirme que lo he abandonado. Yo, de veras, no lo siento así.

Cada semana desde hace tres meses, e igual que ahora, me siento delante de mi ordenador y comienzo a golpear insistente y concienzudamente las letras del teclado que tengo delante. La pantalla, mientras, refleja a la perfección lo que voy punteando.

Si señores, esto lo he hecho todas las semanas desde aquella entrada en el blog sobre mi vida en bruselas, pero desde entonces, y cada vez que he vuelto a comenzar una sesión de escritura mi mente empieza a nublarse, y esto que escribo a continuación es lo único que logro recordar.

Creo que lo primero que me ocurre es una falta de coordinación, si eso es, mi mente, algo nublada, no es capaz de enviar a mis dedos entumecidos la señal correcta que terminaría por hacer que pulsara la tecla elegida, así, de repente las palabras que escribo se vuelven palabros ininteligibles, las consecuciones de caracteres dejan de tener un significado, hispánico al menos, y los intentos que hago por corregir los errores que cometo dejan de tener tener sentido, no hay nada que pueda hacer, y sin más pierdo la consciencia y desfallezco…

Esto, tiene lo mismo de triste que de cierto, cuando recupero el sentido suelo estar tirado en el suelo, nadie me ha socorrido, cierta humedad en la mejilla me indica que he babeado. No puedo saber con exactitud cuanto tiempo he pasado así, sin embargo, el surco de babas que empieza a ennegrecer la madera del parquet indica que ya llevo unas cuantas horas. Normalmente no soy capaz de levantarme al instante, suelo tener el cuerpo rígido y frío, y las tiritonas son frecuentes cuando hago los primeros intentos de incorporarme antes de descubrir que debo frotarme fuerte las piernas para que ganen temperatura y reaccionen.

Cuando los dedos dejan de parecer artríticos, y vuelven a moverse de un modo más o menos grácil fijo mi atención en el ordenador. ¿Qué queda de lo escrito?. ¿Qué queda aprovechable?. Normalmente nada, todo ha desaparecido, y yo apenas logro acordarme de que intentaba transmitir, de modo que apago el ordenador y trato de descansar mis doloridos miembros.

Esto es lo que me ha pasado desde hace tres meses, no me atrevía a contarlo por miedo a que nadie me creyera, pero ahora, una vez que he conseguido terminar de contarlo soy feliz, me he armado de valor, me he sentado delante del teclado, y a pesar del terror que últimamente me infundía he sido capaz de escribir todo esto sin que vuelvan los desmayos. Creo que ya lo he superado, ahora puedo decir: ¡¡hasta la próxima semana!!

Read Full Post »