Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1 junio 2011

De vuelta a la casa

Escribo sin pensar. Porque ya llevo muchos días sin escribir y empiezo a necesitarlo. Y por primera vez no voy a darle al coco y pensar qué voy a escribir sino escribir sin más. Para ver como sale el experimento. Y lo primero que me viene a la mente es lo que llevo en la cabeza desde hace unos días. Nosotros somos personas (la mayoría), individuos dentro de un sistema. De un sistema que los interrelaciona a todos. Es totalmente imposible estudiar y observar este sistema. Como el mismo Heisemberg enunció con el principio de incertidumbre, la misma observación ya está modificando ese sistema. Así, nos damos cuenta de que nuestros actos no sólo nos afectan a nosotros mismos, sino que afectan (y en algunos casos mucho) a otros de maneras, en varias ocasiones, muy sorprendentes. No vale con pensar en nosotros y vivir pensando sólo en “nuestro” bien o necesidades, pues con eso sólo conseguiremos acabar expulsados de “ese sistema” en el que vivimos, lo cual supone otra manera de interrelacionarse dentro del sistema.

Así pues, cada acto realizado influye de una manera u otra en otros muchos individuos que viven a nuestro lado y por supuesto también actúan influyendo en otros y así sucesivamente. Esto que es a la vez muy sencillo, por otro lado es muy complicado. De esto han surgido multitud de estudios, corrientes de pensamiento, trabajos o simplemente expertos.

Hay gente que tiene una especial facilidad para entender y comprender cómo sus actos afectan a otras personas (a veces es evidente pero en otras ocasiones supone todo un reto). Gente con una capacidad empática por encima de los demás (al igual que los hay con capacidades muy por debajo de la media) o gente experta en el arte de la manipulación a otros. No estoy comparando unos y otros. Es más se podría decir que uno es la némesis del otro. Así como la empatía podría ser el Bien, la manipulación es el Mal (siempre me han gustado los maniqueísmos :))

Todos conocemos gente con una inteligencia empática muy elevada. Gente que con solo mirarte o escucharte unas palabras sabe perfectamente cómo te encuentras y que necesitan decir o hacer para que te sientas bien. Gente capaz de situarse por completo en la situación de otros y utilizarlo para el provecho de esos otros.

Por otro lado, todos conocemos a manipuladores expertos. Gente que utiliza sus cualidades para sacar provecho propio. Incluso existen trabajos diseñados para este tipo de gente, como podrían ser los publicistas. Los buenos publicistas claro, porque no os quiero recordar los famosos incidentes del club Carrefour que he sufrido (aquí o aquí) o la, para mí, mejor creación publicitaria que ha existido jamás:

Cartel de el Corte Ingles encendido durante el incendio del edificio Windsor
Al tío que se ocurrió encender el cartelito de “El Corte Inglés” habría que… habría que… no sé qué habría que hacerle pero algo seguro. Me niego a pensar que el día siguiente fuera a trabajar como cualquier otro día.

Estos son publicistas de verdad 🙂

Personajes de la serie Mad Men

Pues eso. Realmente no he dicho nada (eso pasa por hablar sin pensar), sólo que somos seres dentro de un sistema más complejo, en el que nuestras acciones afectan a otros seres. Vamos, algo que aprende un niño de 3 años. Y no sé por qué he hablado de esto, por qué no me lo quito de la cabeza, cuando yo en realidad quería hablar de cosas como que el próximo lunes viene a mi trabajo a que le hagamos una presentación el Príncipe de Arabia Saudí, como ya vino el Príncipe de Asturias, o que Informe Semanal nos hará en breve un reportaje también donde trabajo, o que en pocos días tendremos un corto listo para estrenar (“Botulina” por si alguien no lo sabe aún), o sobre el viaje que me voy a dar por tierras germanas o incluso sobre el gran megaproyecto de abrir un bar en el que nos acabamos de embarcar hace nada. Ya hablaré de todo esto cuando haya pensado bien sobre ello, pero cuando he dejado libre a mi cerebro, se ha ido por esos lugares, lo que significa que me deben importar mucho más de lo que creía. Ya veremos.

Lo más importante de todo. He vuelto. La casa ya no está vacía!!

Read Full Post »