Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Relatos’

Tengo esta entrada pendiente desde hace tiempo. Por unas cosas u otras no la había terminado. Posiblemente, haya perdido parte de la fuerza que pudiera haber tenido en su momento porque a muchos de vosotros ya os la he contado directamente, pero espero que aún os guste.

El otro día (hace ya un tiempo) me quedé completamente consternado al leer una de las noticias más impactantes que he leído en mi vida. Podéis leerla aquí.

Voy a contar la historia un poco a mi manera. Según me la imaginé yo cuando la estaba leyendo. La noticia habla de un señor (su nombre es irrelevante, pero es Tsutomu Yamaguchi) el cuál se hallaba trabajando el día  6 de Agosto de 1945 en la ciudad japonesa de Hiroshima. Este señor se encontraba en un viaje de negocios. Seguramente sería el responsable de ventas de alguna empresa japonesa que trataba de expandir su negocio en otra ciudad. Digamos que estaba negociando con el responsable de compras de otra gran empresa la venta de artículos manufacturados por un gran valor de yenes (no se si ya existían los yenes, lo siento).

No se si os habéis fijado bien en la fecha. Cuando se pone una fecha en un relato es para que os fijéis, nunca es gratuito (consejo del autor). Para los que no os hayáis fijado, o simplemente no sepáis mucho de historia, deciros que esa fue la fecha en la que se lanzó la primera bomba nuclear sobre una población civil en la historia de la humanidad. Es uno de los acontecimientos más horrorosos que ha vivido el ser humano. Este ataque desmedido acabó con la vida de unos 140.000 japoneses. Nuestro protagonista, tuvo la suerte de no ser uno de ellos. De hecho este señor sólo sufrió quemaduras (graves eso sí). Tuvo que pasar esa noche en el hospital (que menos), pero al día siguiente pudo volver a su casa. Tiene que ser reconfortante. Después de haber sobrevivido a una tragedia tan grande en una ciudad que no es la tuya, poder volver a tu casa con tu familia. Entiendo perfectamente las ganas que tendría este señor de volver a su hogar.

Lo curioso del caso, es que este señor vivía en otra ciudad japonesa de nombre Nagasaki. Creo que ya podéis comenzar a adivinar el final de esta historia. Pues eso, este señor llega a su casa el día siguiente de haber sobrevivido a la primera bomba nuclear lanzada sobre seres humanos en la historia de la humanidad. Le recibe su familia muy preocupada. Imagino que este señor comenzaría a contarles todo lo sucedido. Puedo imaginarme un diálogo parecido al siguiente:

  • Mujer: hola cariño, ¿qué tal te encuentras?
  • Señor: ahora que te veo mucho mejor. Ha sido un horror.
  • Mujer: ya imagino. ¿Cómo fue?
  • Señor: fue todo muy rápido. Estaba hablando con el responsable de compras y de repente…
  • Mujer: ¿de repente qué?
  • Señor: de repente se comenzó a escuchar un ruido muy fuerte. Una especie de silbido pero muy estridente.
  • (RUIDO DE SILBIDO MUY ESTRIDENTE)
  • Mujer: oh! vaya! Parece que lo esté oyendo ahora mismo.
  • Señor: sí! Es verdad! Espera… yo esto ya lo he vivido… Esto es una…
  • (BOOOM)

Efectivamente. Este señor vivió la que fue la segunda bomba nuclear lanzada sobre población civil. En este caso el número de víctimas mortales fue de unos 70.000 japoneses. De nuevo, el no fue uno de ellos. Este señor consiguió sobrevivir al lanzamiento de dos bombas nucleares. El arma más mortífera creada por el hombre. Este señor es indestructible (espero que su familia también sobreviviera, me he encariñado con ella). La verdad es que este señor es un gran golpe de optimismo para todo el mundo. Es como darle una patada a todos esos militares que solo buscan la destrucción. Eso me gusta. Por otro lado, este señor es lo que comúnmente se denomina como un auténtico gafe. Estar cerca de este tío es un auténtico peligro, para el resto de la gente, porque ya sabemos que a él no le va a pasar nada.

Y este es mi pequeño homenaje al señor Tsutomu Yamaguchi de 93 años.

Espero que el haber hecho un poco de humor sobre un tema tan serio como las bombas nucleares que estallaron en Japón no haya incomodado a nadie. Siempre hay otra manera de ver las cosas, y yo siempre prefiero la manera simpática, aunque haya cosas que a simple vista parezca que no tienen ni puta gracia.

Un saludo a todos.

Read Full Post »

p1020549-copia1

crecer soñar volar

conseguir

intentar alcanzar luchar

elegir

cambiar aprender dar

descubrir

disfrutar querer alegrar

divertir

desear ser pensar

sonreír

sentir

vivir

 

 

 

Read Full Post »

Informe Confidencial.

Autor: Agente 15

Nº Expediente: 50036437

Proyecto: HiddenLetters

Asunto: Posible Problema

El objetivo de este informe es el de avisar a las autoridades del proyecto de que es muy posible que el proyecto tenga un pequeño problema de seguridad. Paso a explicar los hechos tal y como ocurrieron.

Hace 5 días vino a hablar conmigo un antiguo compañero de estudios (podría ser clasificado como amigo) cuyo nombre es Jason Pattex. Su profesión es bastante confusa, ya que nunca ha tenido un trabajo fijo, pero a lo largo de su vida ha emprendido, en varias ocasiones, investigaciones de alto nivel llegando a descubrir algunos de los proyectos más secretos de muchas de las organizaciones mundiales como CIA, el Mosad o el Burger King.

El caso es que vino a hablar conmigo porque tenía unas cuantas preguntas sobre un tema que realmente está muy ligado con nuestro proyecto. Ha comenzado a preguntarse qué ocurre con todas las letras que se pulsan en los teclados de los ordenadores y que nunca llegan a aparecen por la pantalla. Estaba realmente intrigado y algunas de sus preguntas fueron bastante precisas acercándose demasiado a la finalidad de nuestro proyecto.

Yo le dí varias explicaciones muy tecnológicas para tratar de desviar su atención hacia otros asuntos, pero él fue muy insistente y no estoy seguro de haberle convencido de que dejara de investigar eso. Es por ello que creo firmemente que la seguridad de este gran proyecto ha quedado claramente comprometida.

Conociendo como conozco a Mr Pattex, no se va a quedar tranquilo hasta que encuentre la verdad. Así que es necesario tomar medidas para restablecer la seguridad del proyecto.

Ahora que estamos realmente cerca de conseguir el objetivo del proyecto, no podemos dejar que este salga a la luz. Ahora debemos ser más cuidadosos que nunca, y si Mr. Pattex quiere molestar, debemos impedirselo a cualquier costa.

Como conclusión de este informe, creo que es necesario acabar con Mr Pattex, no sin antes saber si le ha contado algo a alguien acerca del proyecto. Hay que atar todos los cabos sueltos. Por ello me dispongo a realizar esta misión.

Proximamente recibirán más noticias mías sobre este asunto.

Read Full Post »

Soy Mr. Pattex, investigador o detective. No es relevante como me llaméis. Incluso quizás sea mejor, para preservar nuestra seguridad, que cada uno me llame de una forma.

Mi manera de trabajar es algo especial. Yo no acepto casos, no soy un investigador privado, más bien, por la profundidad e importancia de mis logros podría ser considerado un trabajador público, e incluso “del público”, porque no voy a negar que me encantan los halagos cuando las cosas salen bien.

Utilizo este blog para hacer públicas las conclusiones de mi último “caso”, pues temo que alguien pueda tomar represalias sobre mí. Se me olvidaba, ésta última investigación es una de esas que han salido bien, ahí va:

¿Dónde van esas letras?, ¿dónde viven esas medias palabras?, ¿dónde están esas frases incompletas? Preguntas que no paraban de repetirse en mi cabeza. Parecía el estribillo de una bella canción que se había adueñado de mi pensamiento. ¿Dónde van esas letras?, ¿dónde viven esas medias palabras?, ¿dónde están esas frases incompletas?.

Os estaréis preguntando que de qué estoy hablando, púes bien, trataré de explicarme.

¿A quién no le ha pasado alguna vez, que al empezar a escribir en google o al escribir una nueva dirección en el explorador lo que tecleas no aparece en la pantalla? ¿A quién no le ha pasado que mientras escribes el messenger, te salta una ventanita de spam y dejas de escribir en la conversación que lo estaba haciendo?… ¿dónde van esas medias palabras? ¿dónde van esas frases incompletas?.

Comencé a trabajar. Lo primero, fumarme un porro. No hay nada mejor que hacer protagonista al subconsciente cuando tienes entre manos lo que puede ser una gran conspiración, te vuelves mucho mas perspicaz. Ya iréis conociendo mi método.

Lo segundo que hice fue traer a colación todas las pruebas que tenia para tratar de sacar alguna conclusión. Comencé por preguntar a la gente. La gente habla, habla y habla, habla mucho, y si meramente os quedáis con lo superficial, solo oyendo, no escuchando encontrareis un “run-run” monótono, como un mantra, que es ideal para que afloren tus propios pensamientos y alcanzar el perfecto nivel de concentración. Así, las cosas empezaron a cuadrar, se me vino a la cabeza ese “cri-cri-cri” que hace la propia CPU cuando escribimos más caracteres de los que puede procesar el ordenador, ¿de donde viene ese sonido?, sin duda tenia algo que ver.

Quedé con un antiguo colega, ahora reconvertido en “experto en la materia”. Le comente solo algunos de mis pareceres -nunca es bueno enseñar todas tus cartas. Fue bastante concluyente. Me dijo que todos esos “tecleos” se pierden y no quedan registrados en ninguna parte. Me dijo que si no hay un programa que este procesando los datos.. bla bla bla bla. Yo no me lo creí. Entendí que se trataba de un descubrimiento grande y por supuesto él, estaba “metido en el ajo”.

Que todo esto me obsesione viene derivado de que no puedo parar de imaginarme lo que en malas manos puede hacer toda esa información, quién sabe la de conclusiones que pueden sacarse con todas esas medias frases. Creo que hay alguien que sabe a que página queremos entrar antes de que lo hagamos, alguien sabe que queremos decirle a otra persona antes de que lo hayamos hecho… ¡¡¡Qué de poder… y con cuanto mal puede utilizarse!!!

Sin embargo, me encontraba perdido, la investigación no avanzaba y la soledad del detective me bloqueaba, así que decidí reunirme con mi equipo.

Sabéis, nunca me ha gustado trabajar solo, ahora que lo pienso, odio mi amado trabajo…

Las pesquisas continuarán, ¿qué tal si le echáis una mano?

Read Full Post »