Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tonteria’

!Los motivados! Esa clase de personas que pueden echarle horas y horas a algo sólo por el gusto y placer de hacerlo. Vale que a veces ganan dinero con ello, pero aún así, hay veces que ese dinero no compensa el tiempo y trabajo por sí mismo. Hay algo más. Todos los conocemos y sabemos de qué tipo de personas estoy hablando. Pues lo que vengo a decir aquí en mi privado lugar de Internet es que me apasionan y los respeto mucho. Me cautivan y me puedo pasar horas leyendo y pensando sobre ellos. ¡¡Se podría decir que soy un motivado de los motivados!!

Y ahora os vengo con un ejemplo de esos que hacen que te caigas pa’tras al leerlo. A mi me ha dejado planchado. Antes voy a poner un poco en antecedentes para que nos hagamos una idea de la magnitud de la motivación de esta gente.

El tema del que trataremos hoy son las matemáticas (“jo que rollo!!” dirán muchos). Pero no las Matemáticas así con M mayúscula, sino una parte pequeña pero muuuuuy importante como son las demostraciones matemáticas. Todos sabemos que en las matemáticas se formulan teorías, teoremas e hipótesis que para que tengan su validez es necesario demostrar con un razonamiento lógico-matemático (a veces las mates se escapan de la lógica cierto). Hay teoremas con demostraciones muy facilitas y otros muy complicadas. De hecho son famosos los, aún no demostrados, 7 Problemas del Milenio por los que se paga un millón de dólares al que consiga demostrarlos (si es que las matemáticas sí que molan :D) o uno muy famoso también como era el Último teorema de Fermat que fue resuelto hace poco. Voy a hablar un poco de este último.

Fermat, que aunque no lo pareciera por su foto, era un tipo muy cachondo, le gustaba escribir enunciados de problemas y teoremas en los cantos de los libros. Luego el amigo los demostraba donde tocara. El caso es que en el lomo de su libro Arithmetica de Diofanto escribió su famoso teorema con la siguiente enunciación:

Es imposible descomponer un cubo en dos cubos, un bicuadrado en dos bicuadrados, y en general, una potencia cualquiera, aparte del cuadrado, en dos potencias del mismo exponente. He encontrado una demostración realmente admirable, pero el margen del libro es muy pequeño para ponerla.

Lo malo fue que se murió poco después y esa demostración nunca llegó a la luz. Lo dicho, un cachondo. El caso es que este problema ha estado en la cabeza de los matemáticos años tras años hasta que alguien dio con la solución. Y cuando digo años me refiero a AÑOS. Más de 300 de hecho. En 1995, Andrew Wiles (con algo de ayuda, todo hay que decirlo) consigue demostrar este teorema y lo publica en la revista Annals of Mathematics. Pues la gracia de todo esto (porque sé que hasta ahora, querido lector, permaneces con una cara de seriedad absoluta pensando a ver cuando este tío me hace reír. Sí lo sé) es que esa demostración ocupó nada más y nada menos que 98 páginas. Sí, 98 páginas de pura matemática nada sencilla (evitaré utilizar la palabra compleja por lo que significa, y sí, este es un chiste matemático). Una locura vamos. O lo que viene siendo un motivado de la vida.

Y ahora ya lo encauzo todo, porque esto de Fermat y el motivado Wiles no era más que una presentación. Una presentación del señor que hasta que encuentre a alguien que le pueda superar (en cualquier disciplina) se va a llevar el título, medalla, diploma y mención especial de… ¡¡¡¡Motivado del Universo!!!!

¡¡¡Este señor es Michael Aschbacher!!! ¡¡Bravo!! ¡¡Un aplauso!! … Venga que os digo por qué.

El amigo Michael es un matemático estadounidense que acaba de ganar el premio Premio Rolf Schock de Matemáticas del año 2011, que entrega la Real Academia Sueca de Ciencias, por haber conseguido demostrar del todo el teorema de clasificación de grupos finitos simples (conocido como el “Enormous Theorem”, ya imagináis por donde van los tiros). El caso es que esta demostración ocupa 15000 páginas (aproximadamente). Lo pongo en letra para que no os creais que ha sido un error tipográfico: El amigo Michael se ha currado una demostración matemática de unas QUINCE MIL PÁGINAS. Es cierto que en la demostración han participado más personas (unas 100), pero si este tío no se merece el título de Motivado del Universo, os reto a que me mostréis uno más motivado que él. Me encantará conocerle.

Y con esto acabo. Creo que no se puede decir mucho más. El tema ya está en vuestra cabeza y ahora depende de vosotros el que le deis magnitud al asunto. Yo he tardado varios días en escribir esto hasta que me hice una idea de lo que significaba. Sin más, reitero mi gran pasión por los motivados. ¡¡Larga vida!!

Un saludo a todos!!!

Anuncios

Read Full Post »

No quiero que este texto resulte frívolo ni nada parecido. Lo que ha ocurrido en Chile es una tragedia enorme y les deseo con todas mis fuerzas que se repongan lo antes posible y que hayan tenido las menos pérdidas personales posibles. Espero que toda la ayuda internacional que puedan recibir consiga minimizar las consecuencias de la catástrofe.

Una vez dicho esto, quiero hacer hincapié en un pequeño detalle que ha surgido a raíz de este gran terremoto. La comunidad científica internacional ha determinado que como consecuencia de la gran magnitud del terremoto (8, 8 grados en la escala de Richter, que ya es decir), el planeta Tierra ha sufrido modificaciones. Para empezar, ha habido una reestructuración de las placas tectónicas que forman la corteza terrestre. Esto ha hecho que el eje de la Tierra haya sido desplazado 8 centímetros, lo que, cual bailarina de patinaje sobre hielo, ha hecho que la Tierra gire un poco mas rápido (para los físicos, recuerden el principio de conservación del momento angular) y por lo tanto los días duren un poco menos. Exactamente ahora son 1,26 microsegundos más cortos.

Es cierto que un desplazamiento de 8 cm. y una variación de 1,26 microsegundos parecen cifras muy pequeñas y lo que es más importante, inapreciables para nosotros. Además, esto es lo que dicen los científicos.

Escribo esta entrada para decir que no estoy de acuerdo. Quizás es una coincidencia, pero desde que ocurrió el terremoto me encuentro un poco raro. No sé explicarlo bien. Diría que tengo los biorritmos algo cambiados. Duermo algo menos y estoy más cansado durante todo el día. Tengo menos hambre. Más sed. Cambios, he sufrido cambios. Podréis decir que esto se puede deber a cualquier cosa, por ejemplo a que he cogido un virus, pero seria demasiada coincidencia ¿no? Yo también lo creo.

Si nos ponemos a pensar, el hecho de que el día dure 1,26 microsegundos menos significa que la Tierra se ha acelerado. La Tierra normalmente está girando permanentemente sobre su eje a una velocidad gigantesca (unos 1674,4 km/h en el ecuador). Nosotros no lo notamos porque esta velocidad es constante, pero debido al terremoto ha habido el planeta ha sufrido una aceleración. Esa aceleración significa un cambio de velocidad (la Tierra gira un poquito más rápido) que implica que sobre nosotros aparezca una fuerza de inercia. Esta fuerza es la que los científicos catalogan como inapreciable, pero yo creo que somos unos seres mucho más sensibles de lo que ellos piensan. Quizá no sean apreciables en el plano de la consciencia, pero estoy convencido (y a mis sensaciones de esta semana me remito como prueba) de que no sólo lo notamos, sino que nos afectan sobremanera.

Una vez pasado este acelerón, la Tierra vuelve a recuperar su velocidad constante (distinta de la anterior, pero constante nuevamente). Cuando el planeta se estabilice (son procesos lentos), imagino que volveré a estar normal y mi cuerpo se estabilizará. O quizás simplemente lo que ocurra es que se muera el virus que tengo dentro y que me ha afectado esta semana.

El caso es que me ha sorprendido lo rápido que ha reaccionado toda la comunidad científica para decir que este cambio es inapreciable. Nadie lo ha dudado ni por un instante. Y esto puede significar dos cosas. O es cierto todo lo que dicen y yo me estoy inventado todo esto (cosa muy posible) o están tratando de tapar algo. Saben que nos ha afectado y saben en qué manera, pero no quieren que lo sepamos. Nos están preparando para algo gordo y no nos lo quieren decir. Ya veremos. Estas cosas (como muchas otras) solo necesitan tiempo para aclararse.

Ya me despido. Solo os pido que comentéis si también os habéis sentido extraños esta semana que ya acaba. Destapemos lo que esta ocurriendo. Quien sabe lo que vamos a encontrar. Un saludo.

PD: quizá todo se deba a que inminentemente voy a cumplir un cuarto de siglo de vida y eso puede significar muchas cosas también. Seguiré investigando.

PD2: vuelvo a pedir disculpas si alguien se ha sentido ofendido por escribir esto estando la tragedia tan reciente. Sinceramente les deseo lo mejor a todos los afectados por el terremoto (y por cualquier otra tragedia que puedan sufrir).

Read Full Post »

Ocurre que a veces, en según que lugares o ambientes te encuentres, estás con gente con la que no tienes mucho o nada que hablar. Gente con la que simplemente compartes un espacio y un tiempo de tu y sus vidas. Ejemplos hay muchos, pero actualmente el que me viene más rápido a la cabeza son los compañeros de trabajo. Es gente con la que tienes que convivir un largo tiempo pero que o bien te aportan poco o directamente nada (por supuesto hay enormes excepciones a esto, hay compañeros que hacen que el ir a trabajar merezca la pena).

El caso es que el pasar tanto tiempo con esta gente hace que irremediablemente exista una conversación. Mientras estás trabajando puedes abstraerte y pensar solo en tu trabajo (a mi esto se me hace complicado pero entiendo que haya gente que pueda), pero durante los necesarios descansos (dudo que nadie pueda trabajar más de 5 horas seguidas sin descansar) delante de un café o comiendo, se hace imposible el no hablar. Entonces es cuando se produce algo muy curioso. Como ya hemos dicho, es gente con la que compartes poco o nada, pero de repente surge un tema de conversación. El tema de conversación. Algo que os conecta a todos o a un grupo de personas, y la conversación surge sola. Esto está muy bien el día que lo descubres. Está muy bien los siguientes próximos días, ya que el tema da para más de una charla. Pero ahí viene el problema. El tema no da para muchas charlas más, pero es necesario tener más conversaciones, por lo que se sigue explotando y explotando el tema cuando, claramente, el tema ha dado todo lo que podía dar de sí.

En este momento es cuando llegamos a lo que he llamado la charla infinita. Un día tras otro, hablas de lo mismo con la misma gente. Escuchas los mismos comentarios. Surgen las mismas risas con los mismos chascarrillos. Toda la charla es como una especie de guión que ya todos conocen y que dura exactamente la media hora del café o la hora de la comida. Muchas veces es desesperante, pero lo peor de todo es que parece que a nadie le importa. Todos están cómodos porque al fin se ha encontrado un tema que da para hablar sin preocupaciones. Nadie intenta cambiar de tema o salirse del guión. Parece que un día tras otro, todo está preestablecido. Pero he de reconocer que hace esos momentos más sencillos. No tienes que pensar nada, sólo soltar el rollo de todos los días y dejar que el tiempo pase. Como ya dije es la charla infinita. Imposible escapar de ella.

Hay una variante que consiste en las charlas cíclicas. Consiste en cuando el grupo tiene más de un tema, más o menos unos cinco. Según la época del año se habla de uno o de otro. No se mezclan en la misma conversación, sino que tras unos meses de estar dale que dale con un tema se cambia y parece que todo es nuevo. El problema es cuando ya has vivido más de un ciclo.

No se si hay alguna solución a la charla infinita. Yo como mucho desconecto y aunque esté presente durante la charla, mi cabeza está pensando en cosas como escribir esta entrada en cuanto vuelva a mi puesto de trabajo. Espero que vosotros, amados lectores, no sufráis mucho este problema. Y si lo sufrís, que tratéis de luchar contra él. ¡¡Luchemos por tener conversaciones entretenidas!!

Por si acaso alguien no ha caído en la cuenta de las charlas infinitas que ha sufrido a lo largo de su vida, les daré algunos ejemplos que seguro que reconocen rápidamente. Hablar de los exámenes de la carrera con compañeros de universidad, comentar acerca del jefe con compañeros de trabajo, criticar asiduamente la calidad de la comida de una cafetería… Y aunque se sale un poco de la definición, yo sin duda también incluiría en el grupo de las charlas infinitas las discusiones políticas o deportivas.

Estén atentos, si no tienen cuidado pueden caer en una charla infinita en cualquier momento. Le he avisado.

Read Full Post »

Buff. Se hace duro volver. Hace más de un mes desde que escribí mi pobre última entrada. Muchas cosas han pasado. Entre ellas hemos empezado un nuevo año (feliz año a todos y esas cosas). Este último mes ha sido un buen mes. Es lo que tienen las vacaciones (realmente no fueron vacaciones, pero eso lo dejaré para otra entrada). De todas formas, tengo excusa para no haber publicado nada. Una excusa de proporciones Bíblicas.

El caso es que había que volver al blog. Daba pena verlo así de parado. Y como en otras ocasiones, me volvió a ocurrir lo que me pasa cuando estás un tiempo sin escribir. El miedo. Miedo a no cumplir las expectativas de la gente que entra aquí esperando encontrar algo especial. Por eso no escribí nada antes, porque no tenía nada lo suficientemente bueno como para hacerlo (ni estaba sentado otra vez delante del ordenador del trabajo con mucho tiempo para llenar y pocas ganas de trabajar, todo hay que decirlo). Pero justo en ese momento vino a mi rescate (otra vez) ese gran amigo emigrante, como en los viejos tiempos, en tierras alemanas. De nuevo Alber me ofreció una de esas noticias que te dejan desarmado y cuya única respuesta al leerlas es la más profunda y sincera carcajada que he soltado en un buen tiempo.

Allá va, sin más rodeos. Leerla y regocijaos. Aquí.

¿Ya la habéis leído? ¿Ya os habéis secado las lágrimas de la risa? Bien. Me alegro. Es cierto que lo mejor de esta noticia es sin duda su titular. El becario que la escribió se ve que estaba graciosito, pero es que le quedó de lujo. Luego, una vez leída entera pierde parte de la gracia, pero no del todo. La escena de la gente en el entierro de ese pobre hombre llorándole y viéndole luego aparecer borracho allí es inmejorable. Es una parodia tan grande del mito de Jesús y su resurrección que cuesta creerla. Es grandiosa.

Esta historia sería la típica que se llevaría esa frase tan manida de “la realidad supera a la ficción”, pero en este caso, hay precedente enorme en forma de canción que decía “No estaba muerto que estaba de parranda”. Este Peret, además de rumbero era profeta.

Me dejo para el final un par de apuntes. El primero el pobre gerente de la funeraria, el señor Honorato (ejem), consternado por haber enterrado a alguien que no era quien creía ser y echándole las culpas a la familia. Pobre. Me deja el alma rota pensar en él.

Y el segundo el malo de la historia (siempre tiene que haber un malo). El dueño del apartamento de este pobre hombre resucitado a golpe de chupitos. No perdió ni un segundo en deshacerse de las pertenencias de nuestro héroe. Según se enteró de la noticia allá fue con su bidón de gasolina a quemar todo el piso. Yo no se vosotros, pero yo me lo imagino muy parecido a este otro señor:

Cámbienle la frase por “A quemarlo todo!!! Ole Ole” y ya lo tienen.

Bueno, hasta aquí la tontería del día. Deciros que ya vuelvo a estar activo y que seguiré dando la plasta por aquí más a menudo, 5 días a la semana de trabajo es mucho y no se bien como llenarlas. Un saludo.

Read Full Post »

Después de unas cuantas entradas de un contenido algo más serio (especialmente la de fantomágico) o por lo menos de divulgación, necesitaba volver a escribir una de mis tonterías, y una vez más, la realidad ha venido a mi rescate proporcionándome una de esas noticias que según las lees ya te estás riendo.

Como siempre, os pongo el enlace de la noticia. Leerla y luego la comentamos. Podeis leerla pinchando aqui.

Nicolas Cage poniendo morritos

Vale, ya lo habéis leído. Nicolas Cage, ese “gran actor” que últimamente hace películas como churros porque el tío trató de estafar mucho a Hacienda y ahora debe una pasta gigantesca a su país, fue acosado durante una parte de su vida por un MIMO!!! Todo esto ocurrió en 1999, en los albores de ese gran momento que fue el Efecto 2000 (y del que alguna vez hablaré). El bueno de Nicolas sintió que un mimo le estaba acosando cuando, según sus propias palabras, “este mimo consiguió colarse en el rodaje y comenzó a hacer cosas muy extrañas”. ¿Que hacía Nicolas? ¿Te amenazaba con una cuerda invisible? ¿Fingía un huracán arrasador? ¿Te amenazaba con encerrarte en una jaula de cristal impenetrable? Dínoslo Nicolas, ¿qué hacía?

El caso es que Nicolas sintió mucho miedo y pidió ayuda a los productores de la película en la que estaba trabajando para que hicieran algo y, de nuevo usando sus palabras, “los productores tuvieron que tomar alguna medida y no he vuelto a ver al mimo desde entonces”. ¿Qué habrá pasado con ese mimo? ¿Qué le habrán hecho esos productores malvados? Solo con imaginarme la escena del mimo acosador recibiendo una paliza sin articular ninguna palabra o grito ya esbozo una sonrisa.

Pero bueno, entendemos al pobre Nicolas, pues como bien dice él mismo, el mimo era “silencioso pero quizás mortal”. ¿Cómo va a ser mortal un mimo? También me imagino la escena del asesinato de Nicolas en manos del mimo. Me imagino a Nicolas tirado encima de una mesa y el mimo clavándole un cuchillo invisible con una mano y con la otra haciendo movimientos para indicar las salpicaduras de la sangre. Demencial.

No se, quizá es porque los mimos siempre me han hecho mucha gracia, pero me he reído muchísimo con esta noticia y he sentido la necesidad de contárosla a todos. Gracias a Alber por habérmela mostrado y gracias a Nicolas por haber contado esta anécdota al mundo. Porque esa es otra. ¿Con qué cara cuentas tú que un mimo te estaba acosando? ¿Es que no se dio cuenta según lo estaba diciendo de lo ridículo que eso suena? Grande Nicolas Cage. Con todo lo mal actor que eres has subido muchos puntos en mi lista personal gracias a esta noticia. A lo mejor hasta veo tu próxima película.

Pues eso. Espero que os haya hecho tanta gracia como a mi. Me despido con la última frase que le robo al amigo Nicolas: “Fue definitivamente inquietante”. Grande, grande.

Sospechoso de ser el acosador de Nicolas Cage

Read Full Post »

Es importante decir que yo no soy el único autor de esta entrada. Es cierto que soy yo el único que ha escrito todas las palabras que vais a leer, pero la idea intelectual, y gran parte del desarrollo de esta, surgió en una conversación a la hora de comer con mis compañeros de trabajo. De un tiempo a esta parte (siempre he querido utilizar esta expresión) nuestras conversaciones han ido “evolucionando” hacia un terreno en el que mucha gente se sentiría algo incómoda. Yo admito que cada vez las disfruto más. Las conversaciones se han vuelto más y más frikis. Y el lunes ocurrió la que ha sido sin duda la conversación más bizarra que jamás haya ocurrido. Normalmente estas conversaciones no pasan de convertirse en chascarrillos graciosos, pero esta conversación merece convertirse en algo más, así que por lo menos la convierto en una entrada de este blog. Después de esta introducción voy con el tema en sí.

Un compañero (evitaré dar nombres) comenzó hablando de películas de terror. Alguno mencionó esa gran película llamada Tiburón y aquí se prendió la mecha. Al oír la palabra Tiburón, otro compañero se preguntó en voz alta si un tiburón cuando se está comiendo a una persona es consciente de qué parte de esa persona se está comiendo. Porque no es lo mismo comerse un brazo, que una pierna, que una cabeza, que una… (ya entendéis por dónde van los tiros). Ante esta gran reflexión, yo contesté que posiblemente un tiburón no note la diferencia pues realmente el trabaja al “por mayor” por así decirlo, pero que si empezamos a pensar en otros animales que el cine se ha empeñado en convertir en potenciales asesinos de hombres, rápidamente aparece un pequeño animal que puede que note un poco más esa diferencia. Efectivamente y como muchos habréis adivinado por el titulo de la entrada, estoy hablando de las pirañas.

Las pirañas, esos pequeños peces que habitan en ríos profundos de las selvas tropicales, principalmente del Amazonas. Estos peces son totalmente carnívoros y poseen unas mandíbulas capaces de acabar con un hombre siempre que el número de pirañas sea suficientemente grande. Y aquí viene el tema. Cuando hay muchas pirañas, cada una se comerá una parte del hombre y en este reparto es cuando aparece una piraña que resalta sobre las demás. Se trata de “La Piraña Comehuevos“. Esta piraña es la encargada, como su nombre indica, de comerse los huevecillos de sus víctimas. No estoy muy seguro de qué cantidad de comida es capaz de ingerir una piraña, pero viendo su tamaño un par de huevecillos puede ser suficiente. Si necesita algo más ya sabemos de donde puede obtener más comida. Está claro que esta piraña existe. La gran duda surge en si el reparto de los bienes comestibles que se hace en un banco de pirañas es para siempre o cambia según la victima. Quiero decir que si una vez que el banco ha elegido a su piraña comehuevos, ésta lo será para siempre o es un puerto que rota. Es un puesto importante. Posiblemente sea de las primeras en atacar, ya que deja a las víctimas dobladas (literalmente) y permite al resto hacer su trabajo. El gran inconveniente de esta piraña es que solo come cuando la víctima se trata de un varón. En el caso de que sea una mujer se queda sin comer. Esto no le ocurre a, por ejemplo, la piraña comepezones que también tiene su gracia. Esta come más en un caso que en el otro pero siempre come.

Una vez que empiezas a pensar en esta piraña tu mundo comienza a girar alrededor suyo. Es un animal tan enigmático y a la vez tan asqueroso que simplemente te atrae. No te deja abandonarlo en el mundo de los pensamientos pasados. Por favor piénsenlo de nuevo, se trata de un animal que únicamente se alimenta de testículos. Es grande. Solo un Dios inteligente podría haber diseñado un animal así. Un Dios inteligente que se dedica a entretener al resto de sus creaciones con cosas como esta. Y si no ha sido Dios el que la ha creado un fuerte aplauso para su responsable.

Me retiro ya a seguir pensando en chorradas que es lo que me gusta. Pero eso sí, a partir de ahora, cada vez que me meta en un río, sólo habrá un pensamiento en mi cabeza. Eso lo tengo claro.

Un saludo y espero que os hayan gustado estas reflexiones, que repito surgieron a la hora de comer. Toma hostiazo en la cara al humor escatológico. Y eso que nadie mencionó a la piraña comeanos u cosas aún peores.

P.D.: para quien crea que esto sólo es una reflexión sin importancia y que este animal no existe ni nada parecido, un pequeño vistazo a la Wikipedia para ver los tipos de pirañas que existen nos revela rápido a la Serrasalmus altispinis. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Read Full Post »