Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Relatos’ Category

Problablemente muchos no me conozcais y otros sólo sabéis de mi que soy esa persona que de vez en cuando cuelga una foto en el blog. Lo de colgar fotos tiene un sentido y es que creo que me expreso mejor a través de las fotos que con las palabras, y creo que todos vosotros pensaréis lo mismo cuando acabéis de leer este post. Y os preguntaréis por que hoy he decidio escribir? Pues la verdad que no tengo una respuesta concreta, creo que me lo tomo como una especie de acto de valentía: por fin me atrevo a escribir.

Y debo confesar que escribir después de que Dupla haya hecho un post es aún más díficil, la presión es muy grande. Pues como os iba diciendo me expreso mejor con las fotos;  las imágenes son capaces de transmitir mis estados de animo de una forma asombrosa. No tienen que ser necesariamente fotos que he hecho ese día, simplemente llego a casa me dio una vuelta por mis carpetas de fotos que acumulan miles y miles de imagenes y una de ellas capta mi atención, y esa describe mi dia. Las imágenes guardan recuerdos, esconden  nuestros mejores momentos. Cada uno ve algo distinto en las fotografías, no todo el mundo percibe lo mismo. 

Yo puedo encontrar en mis fotos ese sentimiento maravilloso que tuve cuando tenía cinco años y cogi mi primera raqueta de tenis y consegí darle a una pelota porque alli estaba mi orgulloso padre para darle a un botón y guardar el momento para toda la eternidad; también puedo encontrar en una foto el sabor de aquella tarta de chocolate con galletas maria que me hacía mi madre en mis cumpleaños y el olor a cera cuando soplaba las velas.  Mis fotos me hacen recordar mis mejores momentos con mis amigos, los viajes, las risas  (y un poquito de miedo también) en un paseo  en la oscuridad por una playa portuguesa, el cansancio despues de visitar mil y una iglesias en Roma, las sonrisas (y también el cabreo) cuando alguien se olvida puesta una llave por dentro en una casa perdida en Extremadura, y mil instántes e historias más que se reproducen en mi cabeza cada vez que veo una foto.

Las fotografías siempre esconden momentos felices…nunca sacamos la cámara en un instante triste de nuestra vida y por eso, siempre que quiero recordar que es lo que he vivido abro mi carpeta de fotos y me paso un ratito recreandome (como decía Fernando Aramburu hace poco en una entrevista) con mi coleccionismo de buenos momentos.

Espero no haberos aburrido mucho y creo que este será mi único acto de valentía….y volveré a mis fotos

Un saludo a todos

Anuncios

Read Full Post »

Bueno, hay que reconocerlo. Los tiempos cambian y las cosas no se pueden mantener para siempre. La gente evoluciona y los chavales de hoy en día son cada vez más espabilados. No hay más que mirar a cualquier crio de 10 años y ver lo que hace. Luego pensar en qué hacíais vosotros a esa edad… ¿hay o no hay diferencia?

¿A qué viene todo esto? Pues muy sencillo. Por muchas cosas que hayan cambiado, hay unas cuantas que siguen inamovibles y ya empiezan a cantar bastante. Sí amigos, estoy hablando de esos viejos mitos en los que todos hemos creído cuando éramos pequeños y en los que aún siguen creyendo los niños de hoy en día. Mitos como por ejemplo Los Reyes Magos, Papa Noel o (este siempre me hizo mucha gracia) el Ratoncito Pérez. Actualmente, los padres se las ven de todos los colores para conseguir que los niños sigan creyendo en estos personajes. Cuando son bebes o muy pequeños es fácil. Puedes hacer que se crean cualquier cosa. Pero es que ahora crecen muy rápido.

Piensen en la idea de que un señor regordete vestido de rojo que vive en el polo norte y que da regalos a todos los niños, que se han portado bien, del mundo durante una sola noche colándose por las chimeneas de la gente y moviéndose con su trineo mágico volador. Es que no se la cree nadie. Es una auténtica fantasía. Sin tener en cuenta el tema trineo volador, el tema chimeneas, el tema las pintas que me lleva ese hombre, puede que haya algún niño que te diga: “¿pero cómo puede vivir ese señor en el Polo Norte si con el deshielo causado por el cambio climático es casi imposible vivir allí incluso para los osos polares?” Vaaale, puede que ningún niño te diga esto… ahora. Pero ya llegarán niños así, ya veréis. Y sino tiempo al tiempo (esta frase siempre entra bien).

Y ya si nos ponemos a hablar de los Reyes Magos… camellos, estrella de oriente, carbón dulce, unos reyes que regalan cosas a la gente (si os pillara Juanca por banda os iba a decir unas cuantas cosas), oro, incienso y mirra (ah no, que eso era bíblico, por tanto real)… ¡Por favor! No hay quien se crea esto.

Del Ratoncito Pérez no voy a hablar. Solo el hecho de que a alguien se le ocurriese inventarse el mito de que un ratón colecciona dientes de leche y los cambia por dinero es tan locura que me sorprendería mucho que ese alguien no conociera también a unos cuantos camellos. Bueno, dejo aquí el tema del Ratoncito Pérez que me enciendo. Creo que otro día hablaré con más profundidad del tema en sí.

Creo que más o menos ha quedada clara mi tesis sobre este tema, ¿no? Los mitos en los que solíamos creer están muy anticuados. A los niños cada vez se les hace más complicado creer en estas cosas. Y aquí es donde por fin cobra sentido el título de esta entrada.
Nuevos mitos. ¡Claro!
Nuevos mitos. ¡Qué sencillo!
Nuevos mitos. ¿Quieres explicarlo ya?

Vale. Creo que hay que crear nuevos mitos en los que creer. Mitos que estén más acordes con nuestros tiempos. Para no cometer el típico fallo del que tira la piedra y esconde la mano, voy a proponer algunos. Espero que vosotros propongáis algunos más en los comentarios.

A ver, así a boOvnis mágicoste pronto pienso en algo que bien argumentado, cualquier niño podría creer. Cada 25 de Diciembre, unos extraterrestres vienen a la Tierra en sus naves interestelares súper silenciosas e invisibles y dejan regalos para todos los humanos de la Tierra con el motivo de tenernos contentos pues son una civilización muy amigable pero a la vez muy tímida.

A mi me parece buena. Tiene el elemento ovni que está siempre de moda. Como estos tienen una gran tecnología, siempre nos podemos creer las cosas que hagan. Me resulta complicado buscarle un pero a esta historia. Yo me la hubiera creído. Además, esto le vendría muy bien a otros gremios como el del espectáculo. Las pelis de Papa Noel ya están muy explotadas, pero las de ovnis amistosos… Quitá E.T. y ¿cuál más tienes? Ninguna. Es un filón.

¿No os gusta?

Obama Mago

Vale, propongo otra. ¿Qué os parece si en vez de los Reyes Magos proponemos una figura más actual? ¿Y qué figura existe hoy en día, con el peso de un rey y que todos consideran, sino un mago, sí una persona maravillosa capaz de regalarle cosas a la gente? Venga, es fácil.

Imagínense decirles a vuestros hijos cada 5 de Enero: “Venga, iros a la cama que viene Obama a traeros regalitos”. Ningún niño podría resistirse a eso. Como mucho alguno diría: “¿Y no le ponemos un vasito de leche para que se lo beba cuando viene?”. Sería tremendamente adorable.

 

 

 

Pues eso, ahora os toca a vosotros imaginar nuevos mitos que convenzan a los niños de hoy en día y los que quedan por venir.

Read Full Post »

Es importante decir que yo no soy el único autor de esta entrada. Es cierto que soy yo el único que ha escrito todas las palabras que vais a leer, pero la idea intelectual, y gran parte del desarrollo de esta, surgió en una conversación a la hora de comer con mis compañeros de trabajo. De un tiempo a esta parte (siempre he querido utilizar esta expresión) nuestras conversaciones han ido “evolucionando” hacia un terreno en el que mucha gente se sentiría algo incómoda. Yo admito que cada vez las disfruto más. Las conversaciones se han vuelto más y más frikis. Y el lunes ocurrió la que ha sido sin duda la conversación más bizarra que jamás haya ocurrido. Normalmente estas conversaciones no pasan de convertirse en chascarrillos graciosos, pero esta conversación merece convertirse en algo más, así que por lo menos la convierto en una entrada de este blog. Después de esta introducción voy con el tema en sí.

Un compañero (evitaré dar nombres) comenzó hablando de películas de terror. Alguno mencionó esa gran película llamada Tiburón y aquí se prendió la mecha. Al oír la palabra Tiburón, otro compañero se preguntó en voz alta si un tiburón cuando se está comiendo a una persona es consciente de qué parte de esa persona se está comiendo. Porque no es lo mismo comerse un brazo, que una pierna, que una cabeza, que una… (ya entendéis por dónde van los tiros). Ante esta gran reflexión, yo contesté que posiblemente un tiburón no note la diferencia pues realmente el trabaja al “por mayor” por así decirlo, pero que si empezamos a pensar en otros animales que el cine se ha empeñado en convertir en potenciales asesinos de hombres, rápidamente aparece un pequeño animal que puede que note un poco más esa diferencia. Efectivamente y como muchos habréis adivinado por el titulo de la entrada, estoy hablando de las pirañas.

Las pirañas, esos pequeños peces que habitan en ríos profundos de las selvas tropicales, principalmente del Amazonas. Estos peces son totalmente carnívoros y poseen unas mandíbulas capaces de acabar con un hombre siempre que el número de pirañas sea suficientemente grande. Y aquí viene el tema. Cuando hay muchas pirañas, cada una se comerá una parte del hombre y en este reparto es cuando aparece una piraña que resalta sobre las demás. Se trata de “La Piraña Comehuevos“. Esta piraña es la encargada, como su nombre indica, de comerse los huevecillos de sus víctimas. No estoy muy seguro de qué cantidad de comida es capaz de ingerir una piraña, pero viendo su tamaño un par de huevecillos puede ser suficiente. Si necesita algo más ya sabemos de donde puede obtener más comida. Está claro que esta piraña existe. La gran duda surge en si el reparto de los bienes comestibles que se hace en un banco de pirañas es para siempre o cambia según la victima. Quiero decir que si una vez que el banco ha elegido a su piraña comehuevos, ésta lo será para siempre o es un puerto que rota. Es un puesto importante. Posiblemente sea de las primeras en atacar, ya que deja a las víctimas dobladas (literalmente) y permite al resto hacer su trabajo. El gran inconveniente de esta piraña es que solo come cuando la víctima se trata de un varón. En el caso de que sea una mujer se queda sin comer. Esto no le ocurre a, por ejemplo, la piraña comepezones que también tiene su gracia. Esta come más en un caso que en el otro pero siempre come.

Una vez que empiezas a pensar en esta piraña tu mundo comienza a girar alrededor suyo. Es un animal tan enigmático y a la vez tan asqueroso que simplemente te atrae. No te deja abandonarlo en el mundo de los pensamientos pasados. Por favor piénsenlo de nuevo, se trata de un animal que únicamente se alimenta de testículos. Es grande. Solo un Dios inteligente podría haber diseñado un animal así. Un Dios inteligente que se dedica a entretener al resto de sus creaciones con cosas como esta. Y si no ha sido Dios el que la ha creado un fuerte aplauso para su responsable.

Me retiro ya a seguir pensando en chorradas que es lo que me gusta. Pero eso sí, a partir de ahora, cada vez que me meta en un río, sólo habrá un pensamiento en mi cabeza. Eso lo tengo claro.

Un saludo y espero que os hayan gustado estas reflexiones, que repito surgieron a la hora de comer. Toma hostiazo en la cara al humor escatológico. Y eso que nadie mencionó a la piraña comeanos u cosas aún peores.

P.D.: para quien crea que esto sólo es una reflexión sin importancia y que este animal no existe ni nada parecido, un pequeño vistazo a la Wikipedia para ver los tipos de pirañas que existen nos revela rápido a la Serrasalmus altispinis. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Read Full Post »

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.

EL POETA DEL COMPROMISO

http://www.elpais.com/articulo/cultura/poeta/compromiso/elpepucul/20090517elpepucul_6/Tes

Read Full Post »

Tengo esta entrada pendiente desde hace tiempo. Por unas cosas u otras no la había terminado. Posiblemente, haya perdido parte de la fuerza que pudiera haber tenido en su momento porque a muchos de vosotros ya os la he contado directamente, pero espero que aún os guste.

El otro día (hace ya un tiempo) me quedé completamente consternado al leer una de las noticias más impactantes que he leído en mi vida. Podéis leerla aquí.

Voy a contar la historia un poco a mi manera. Según me la imaginé yo cuando la estaba leyendo. La noticia habla de un señor (su nombre es irrelevante, pero es Tsutomu Yamaguchi) el cuál se hallaba trabajando el día  6 de Agosto de 1945 en la ciudad japonesa de Hiroshima. Este señor se encontraba en un viaje de negocios. Seguramente sería el responsable de ventas de alguna empresa japonesa que trataba de expandir su negocio en otra ciudad. Digamos que estaba negociando con el responsable de compras de otra gran empresa la venta de artículos manufacturados por un gran valor de yenes (no se si ya existían los yenes, lo siento).

No se si os habéis fijado bien en la fecha. Cuando se pone una fecha en un relato es para que os fijéis, nunca es gratuito (consejo del autor). Para los que no os hayáis fijado, o simplemente no sepáis mucho de historia, deciros que esa fue la fecha en la que se lanzó la primera bomba nuclear sobre una población civil en la historia de la humanidad. Es uno de los acontecimientos más horrorosos que ha vivido el ser humano. Este ataque desmedido acabó con la vida de unos 140.000 japoneses. Nuestro protagonista, tuvo la suerte de no ser uno de ellos. De hecho este señor sólo sufrió quemaduras (graves eso sí). Tuvo que pasar esa noche en el hospital (que menos), pero al día siguiente pudo volver a su casa. Tiene que ser reconfortante. Después de haber sobrevivido a una tragedia tan grande en una ciudad que no es la tuya, poder volver a tu casa con tu familia. Entiendo perfectamente las ganas que tendría este señor de volver a su hogar.

Lo curioso del caso, es que este señor vivía en otra ciudad japonesa de nombre Nagasaki. Creo que ya podéis comenzar a adivinar el final de esta historia. Pues eso, este señor llega a su casa el día siguiente de haber sobrevivido a la primera bomba nuclear lanzada sobre seres humanos en la historia de la humanidad. Le recibe su familia muy preocupada. Imagino que este señor comenzaría a contarles todo lo sucedido. Puedo imaginarme un diálogo parecido al siguiente:

  • Mujer: hola cariño, ¿qué tal te encuentras?
  • Señor: ahora que te veo mucho mejor. Ha sido un horror.
  • Mujer: ya imagino. ¿Cómo fue?
  • Señor: fue todo muy rápido. Estaba hablando con el responsable de compras y de repente…
  • Mujer: ¿de repente qué?
  • Señor: de repente se comenzó a escuchar un ruido muy fuerte. Una especie de silbido pero muy estridente.
  • (RUIDO DE SILBIDO MUY ESTRIDENTE)
  • Mujer: oh! vaya! Parece que lo esté oyendo ahora mismo.
  • Señor: sí! Es verdad! Espera… yo esto ya lo he vivido… Esto es una…
  • (BOOOM)

Efectivamente. Este señor vivió la que fue la segunda bomba nuclear lanzada sobre población civil. En este caso el número de víctimas mortales fue de unos 70.000 japoneses. De nuevo, el no fue uno de ellos. Este señor consiguió sobrevivir al lanzamiento de dos bombas nucleares. El arma más mortífera creada por el hombre. Este señor es indestructible (espero que su familia también sobreviviera, me he encariñado con ella). La verdad es que este señor es un gran golpe de optimismo para todo el mundo. Es como darle una patada a todos esos militares que solo buscan la destrucción. Eso me gusta. Por otro lado, este señor es lo que comúnmente se denomina como un auténtico gafe. Estar cerca de este tío es un auténtico peligro, para el resto de la gente, porque ya sabemos que a él no le va a pasar nada.

Y este es mi pequeño homenaje al señor Tsutomu Yamaguchi de 93 años.

Espero que el haber hecho un poco de humor sobre un tema tan serio como las bombas nucleares que estallaron en Japón no haya incomodado a nadie. Siempre hay otra manera de ver las cosas, y yo siempre prefiero la manera simpática, aunque haya cosas que a simple vista parezca que no tienen ni puta gracia.

Un saludo a todos.

Read Full Post »

p1020549-copia1

crecer soñar volar

conseguir

intentar alcanzar luchar

elegir

cambiar aprender dar

descubrir

disfrutar querer alegrar

divertir

desear ser pensar

sonreír

sentir

vivir

 

 

 

Read Full Post »

Jason se despierta de repente, muy aturdido, desorientado. Oye una música inquietante, y abre los ojos, lo primero que ve es una pantalla de ordenador, justo enfrente de él, la imagen le es muy familiar pero no sabe por qué,  hay un menú de un DVD: Episodios o Ver todo. Mira a su alrededor, al resto de la habitación y no la reconoce, no sabe dónde está, intenta acordarse de como ha llegado hasta allí, pero lo último que recuerda es un encuentro con un antiguo compañero del colegio. Se queda tumbado, pensando, recordando, pero no recuerda nada,  sólo su nombre. La música continúa sonando , le está poniendo muy nervioso porque se repiten incensamente los mismos acordes, quiere levantarse a apagarla pero el miedo le tiene atemorizado, el pánico a no recordar nada le tiene paralizado: no saber quien, no saber donde esta ni por qué ha llegado hasta allí, no  saber si hay alguien mas fuera de la habitación le acongoja. En un momento piensa que tal vez todavía no se haya levantado, que todavía sigue soñado pero la luz que entra por una de las rendijas de la persiana le confirma la realidad. El esfuerzo por recordar y no logralo cada vez se vuelve más agobiante, decide levantarse y apagar la música, salir de la habitación y comenzar a recordar.

Read Full Post »

Older Posts »